Mercado de arte

El termómetro del arte español

Detalle de Areneros y muleros, realizado en octubre de 1990 por Miquel Barceló. Lo ofrece Christie's con una estimación entre dos y tres millones de libras

Coincidiendo con la feria londinense de Frieze, Christie’s, Sotheby’s y Bonhams subastarán los días 11, 12 y 13 de octubre importantes obras de Barceló, Chillida, Juan Muñoz, Uslé, Saura o Palazuelo.
Publicado por Daniel Díaz el 3 de octubre de 2012.
Detalle de Areneros y muleros, realizado en octubre de 1990 por Miquel Barceló. Lo ofrece Christie's con una estimación entre dos y tres millones de libras


La semana que viene Londres será el centro del arte contemporáneo con la conocida feria Frieze. Las casas de subastas, conociendo la potencia del evento, aprovechan el tirón para ofrecer sus mejores piezas, recolectadas en los meses pasados, tanto de arte moderno como de contemporáneo. Y es que Londres es la tercera ciudad en el mundo que más dinero mueve con el arte, la primera en Europa.
Justo un mes antes de las esperadas subastas en Nueva York, en este baile de piezas millonarias de Gerhard Richter (Abstraktes bild, 1994, con estimación de nueve a doce millones de libras) o de Yves Klein (RE 9-1, dos a tres millones) en Sotheby’s, o de  Kippenberger (Untitled (from the series Hand-Painted Pictures), 1992, de 2,5 a 3,5 millones de libras) en Christie’s por citar sólo tres ejemplos, en este baile de cifras millonarias decía, se cuelan algunas obras de nuestros españoles más consolidados y se codean con los grandes, seguros de obtener unas ventas que desde hace años superaron ya el pequeño coleccionismo español y respiran aires de grandeza.
Me refiero sobre todo a Miquel Barceló, Eduardo Chillida y Juan Muñoz, el artista español vivo más caro y los de los más o menos recientemente fallecidos y que, a falta de obras superiores de Tàpies, son las referencias más actuales. Y aunque hay piezas de Manolo Valdés, Antonio Saura, Lucio Muñoz, Pablo Palazuelo o Juan Uslé no son obras soberbias. En cualquier caso, es un momento perfecto para tomar el pulso al mercado de lo español y ver qué se vende y qué sube de precio, y qué artistas y obras bajan porque no hay interés realmente internacional.


Christie’s y Bonhams abren el fuego el jueves 11, mientras Sotheby’s se reserva el día 12. La pieza más importante dentro del panorama nacional es, sin duda, una espectacular plaza de toros de Miquel Barceló (1957): Areneros y muleros, realizado en octubre de 1990 por Miquel Barceló. Lo ofrece Christie's con una estimación entre dos y tres millones de librasAreneros y muleros, fechada el primero de octubre de 1990. Con su habitual técnica mixta sobre lienzo, esta gigantesca pieza de 260 x 206 cm parte con una estimación de dos a tres millones de libras. Y es que el trabajo de cada una de las partes del lienzo, la simulación en materia de los personajes y la idea de la batalla que acaba de suceder en la arena, está perfectamente llevado a cabo en esta magnífica obra.
Es interesante recordar lo que comentaba de estas obras el propio artista: ‘The torero always talks of distance, of space, but these are invisible spaces, a sort of phantom geometry, and this is very close to painting with this idea of perspective… But the most important thing is what happens on the sand. In a bullfight, you can read what happened in the sand; it’s a beautiful metaphor of painting because my paintings are like traces of what has happened there, all that happens in the head, in fact. The picture object is a bit like the sand of the arena, a sort of detritus of what took place there‘ (P. Subiros (ed.), Miquel Barceló: Mappamundi, exh. cat., Fondation Maeght, Saint Paul 2002, p. 98).
Y más interesante aún rememorar el mes de junio de 2011, cuando Christie’s Londres pulverizó el anterior récord del mallorquín al vender Faena de muleta (Tm/L, 160 x 196 cm), fechada en agosto de 1990, nada menos que por 3.961.250 libras (4.918.104 euros), lejos de la estimación de 1,5 a 2 millones de libras. Apenas unos días después, en Sotheby’s Londres, Muletero, otra escena de toros fechada el mismo mes de agosto de 1990 (131 x 164 cm) alcanzó los 2.337.250 libras, convirtiéndose en la segunda obra más cara del mallorquín y demostrando el interés de los coleccionistas por obras de esta serie. La referencia más cercana a la que sale ahora a pujas, realizada como la presente en octubre de 1990, es la titulada El segundo (Tm/L, 198 x 135 cm) que subió hasta las 702.400 libras (994.463€) en junio de 2005 en Christie’s Londres.
Del mismo Barceló, Christie’s ofrece también una interesante Christie's ofrece también esta atractiva y grande Cuina Mallorquina (Cocina mallorquina), fechada en Porto Colom en septiembre de 1985, con una estimación de 150.000-200.000 librasCuina Mallorquina (Cocina mallorquina), fechada en Porto Colom en septiembre de 1985 (Tm/L, 200 x 300 cm), con una estimación de 150.000-200.000 libras.

These paintings represented tables of experience and I tried to find a correspondence both internal and visual between the painting materials and the subject I was portraying (which included food, leftovers of meals, etc.). I strove and I laboured to establish a coincidence among the following: the solid, the liquid, the soft, the hard, and the pictorial material. It was this interplay of metaphors that interested me‘ (Miquel Barceló: Paintings from 1983 to 1985, exh. cat., ICA, Boston 1986, p. 14). Como dato, sirva que Christie’s Londres vendió esta pieza en junio de 2003 por 162.050 libras (210.270 euros), dentro de la estimación de 150.000-200.000 libras. Hay que señalar, de cara al coleccionismo, que siendo una obra de gran calidad y tamaño, apenas se prevé revalorización; y es que para que se produzca en apenas unos años es necesario que la compra se ciña a la etapa más buscada del artista…
Sotheby’s sigue la estela de Christie’s, pero en este caso oferta unas piezas buenas pero ligeramente menos interesantes: De Miquel Barceló, Sotheby's ofrece este Cabrit I ratja, de 1994, con una estimación de 180.000 a 250.000 librasCabrit I ratja, fechado en julio de 1994 (Tm/L, 200 x 200 cm), con una gran carga matérica y variedad de colores y una estimación de 180.000-250.000 libras, y Tallades (Tm/L, 1987, 200 x 200 cm), quizá más plana, de 150.000 a 200.000 libras. Siendo obras de calidad contrastada, no son de las más buscadas del mallorquín, y quizá por eso puedan ser especialmente interesantes para los coleccionistas que quieren tener algo típicamente suyo, de calidad y tamaño, pero que no llegan a los precios de las grandes obras.

Otra de las grandes obras que se podrán ver esa semana será, sin duda, el magnífico bronce realizado en 1957 por el vasco Eduardo Chillida (1924-2002). Esta vez será Sotheby’s la que se lleve el gato al agua con una extraordinaria Esta fantástica Ikaraundi, 1957, de Eduardo Chillida, se ofrece en Sotheby's con una estimación de venta entre 900.000 y 1.200.000 librasIkaraundi, de nada menos que 53 x 150 x 44 cm. Edición de tres ejemplares y una prueba de artista, el 0/3 pertenece al Museo Chillida-Leku, Guipúzcoa; el 1/3 al Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, Smithsonian Institution, de Washington, D.C.; y el 2/3 al Musée de Grenoble. Simplemente estos datos ya nos dan una idea de la importancia de la obra, que tiene una estimación de venta de 900.000 a 1.200.000 libras.
Según Juan Manuel Bonet, el año de 1957 “he makes Ikaraundi drawing the vibrations of the line in planes in space: there is no framework or spatial structure, the form is no more than a force fixed in the path of its movement” (Eduardo Chillida: Elogio del Hierro, 1998, Valencia, IVAM Centre, p. 181).
En febrero pasado, Christie’s Londres vendió nada menos que por 1.945.250 libras (2.396.973 euros) un magnífico hierro titulado Katezale (33,2 x 109 x 38 cm) y realizado en 1956; justo un año antes, Sotheby’s Londres había rematado su segunda versión del Peine del viento, un pequeño hierro de apenas 30 x 48 x 17 cm y realizado en 1959, nada menos que por 1.385.250 libras, muy lejos de la estimación de 600.000 a 800.000 libras. Pero el récord seguía estando en poder de Rumor de límites VI, otro hierro pero esta vez de 142,5 x 102 x 82 cm, de 1960, que alcanzó en el ya un tanto lejano junio de 2006 los 2.024.000 libras (2.904.955 euros) en Christie’s Londres. Con estos datos, no sería de extrañar que la delicada escultura, la única de la serie que está todavía en manos privadas, subiera unas cuantas pujas. Precisamente este tipo de obras son las más buscadas en estos momentos.
Por eso precisamente, una Lurra M-10 (terracotta, 21 x 31 x 23 cm), fechada en 1995, sale en la misma casa, Sotheby’s Londres, en cambio con una estimación de 70.000-90.000 libras. O una Gravitación típica (tinta sobre papel collage, 89 x 75 cm) de 1993, por 60.000-80.000 libras. O un Fieltro (tinta sobre fieltro, 91 x 69,5 cm), de 1997, por 70.000-90.000 libras. Christie’s, el día anterior, no hará sino calentar los motores pues las dos gravitaciones del vasco que salen en su sala londinense son un aperitivo, delicado pero entremés a fin de cuentas: Mucho más modesta es esta gravitación, Untitled, 1991, de Eduardo Chillida que Christie's ofrece: 30.000-40.000 librasUntitled (tinta sobre papel collage, 24 x 19 cm) de 1991, por 30.000-40.000 libras, y el segundo de 24,6 x 34 cm, 1993, por 25.000-35.000 libras.

Pero volvamos a los platos fuertes. Del especialmente apreciado en el mundo anglosajón, dado el éxito que estaba teniendo su magnífica exposición en la sala de las Turbinas de la Tate Modern cuando falleció, de Juan Muñoz (1953-2001), Christie’s ofrece el día 11 una atractiva y típica escultura suya titulada En cambio, esta soberbia A caballito frente al espejo (Piggyback), de 1997, de Juan Muñoz la ofrece Christie's; estimación: 500.000-700.000 librasA caballito frente al espejo (Piggyback), de 1997.
Un personaje que ríe a rienda suelta es llevado a caballito por otro que camina ciego hacia un espejo que no sólo muestra lo reflejado y lo duplica sino que servirá de muro contra esos personajes. Una vez más, Muñoz juega con las sutilezas: ‘my characters sometimes behave as a mirror that cannot reflect. They are there to tell you something about your looking, but they cannot, because they don’t let you see yourself‘ (recogido por P. Schimmel, ‘An Interview with Juan Muñoz’, pp. 145-150, N. Benezra et al., Juan Muñoz, exh.cat., Washington, D.C. & Chicago 2001, p. 150). Esta vez, la comunicación y la dependencia caminan juntas, interactuando, aunque de una forma bastante precaria; se muestra y se oculta como en sus series de los Balcones y los cuchillos escondidos. Como Juan Muñoz dijo de sus personajes, ‘they tell you that they wish they could do more than they do. I don’t think that my figures are so mute. I think that they are trying to articulate things‘ (recogido por P. Schimmel, ‘An Interview with Juan Muñoz’, pp. 145-50, N. Benezra et al., Juan Muñoz, exh. cat., Washington, D.C. 2001, p. 147). De 174,2 x 118,1 x 115,6 cm sale a pujas con una estimación de 500.000-700.000 libras, acorde con el tamaño y lo interesante de la situación que plantea.
Similar es la otra obra que Christie’s ofrece de su mano, pero esta vez el énfasis está puesto en su gesto y en su postura en alto, desde una silla: Biting your nails, 2000 (resina de polyester y acero, 81,5 x 36 x 39 cm), con una estimación de 300.000-400.000 libras. Como James Lingwood comentó, ‘rather than declaring power by seeking to control the space around them, [Muñoz’s sculptures] withdraw into themselves. Powerless and mute, they embody no universal values, no common truths, they propose no programmes for the future or the past. Friezes or freeze frames of arrested moments or movements, perhaps they are allegories of communication and its failures, of the impasse of language‘ (J. Lingwood, ‘Monologues and Dialogues’, Juan Muñoz: Monologues & Dialogues, exh. cat., Palacio de Velázquez, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid 1996-1997, p.16).
Es interesante, por contraste, la que ofrece al día siguiente Sotheby’s: una típica figura suya, de las que colgaba de un cable en clara referencia al lienzo que bien debía conocer de Edgar Degas, Miss La La at the Cirque Fernando, 1879, expuesta en la National Gallery de Londres: Sotheby's, en cambio, saca a pujas Hanging figure, 1997, pieza única: 300.000 a 400.000 librasHanging figure, 1997 (resina y cable, 160 x 85,1 x 69,9 cm), es pieza única y sale con la misma estimación, de 300.000 a 400.000 libras.

Algunos apuntes más, ya salteados.
Llama especialmente la atención en la subasta de Christie’s Londres del día 11, la atractiva estimación con la que se ofrece un impresionante cuadro del santanderino afincado en Estados Unidos, Juan Uslé (1954). Se trata de La sorpresa: Christie's ofrece este bello Bellow Amnesia, 1999-2000, de Juan Uslé con una baja estimación: 20.000-30.000 librasBellow Amnesia, realizada entre 1999 y el año 2000, y con unas dimensiones de 111,8 x 198,5 cm por las que apenas se espera una venta entre 20.000 y 30.000 libras. La pieza es un tanto singular, pues presenta la parte superior, casi 4/5 con su típico rayado en gris, al estilo de su serie Soñé que revelabas, pero la parte inferior, es absolutamente colorista, más en la línea de los Rizomas. Quizá es una especie de híbrido y por eso no están seguros de su precio; o quizá es porque piensan que los españoles apenas pujaremos por obra de este autor. En mi opinión, es una verdadera oportunidad para los coleccionistas y, por tanto, debería subir unas cuantas pujas.

Ese mismo día, por cierto, Bonhams Londres ofrece dos piezas de españoles verdaderamente interesantes. La primera es la De Lucio Muñoz, Bonahms ofrece este buen y temprano trabajo: Tabla 22, 1959; estimación: 6.000-8.000 libras apenasTabla 22 (Tm/T, 73 x 92 cm) de Lucio Muñoz, fechada en 1959. No es aún su estilo definido y hasta cierto punto agradable que le caracterizará en los años 60 y que hará de él una de las figuras señeras de la abstracción española en los años 70 y 80, pero la estimación de 6.000-8.000 libras se queda escasa para lo que debería pagarse por esta pieza. Eso sí, apta sólo para paladares que puedan saborearla…

En la misma casa, una pieza de la que se espera una importante venta, a tenor de la publicidad con que ha aparecido. Se trata de Más que interesante es este Retrato imaginario de Felipe II, realizado en 1984 por Antonio Saura; 120.000-160.000 libras de estimación en BonhamsRetrato Imaginario de Felipe II, 1984 (O/L, 130 x 97 cm), de Antonio Saura (1930-1998), el tercero de los conocidos retratos que hizo de Felipe II ese año al hilo de sus versiones de la atractiva Dora Maar de Picasso. Procedente de la Galería Maeght, Barcelona, se estima una venta entre 120.000 y 160.000 libras, quizá ligeramente alta. Sin embargo, Sotheby’s ofrece al día siguiente, del mismo Antonio Saura, un buen Portrait 60.1, realizado en 1981 (O/L, 130 x 97cm) con prácticamente la misma estimación: 120.000-180.000 libras. Desde luego, eran piezas por las que hace unos años se pagaban bastante más; sirvan de ejemplo las referencias de otros Retrato imaginario de Felipe II (O/L, 130 x 97 cm): uno vendido en mayo de 2011 en In Kimsky Viena por 180.000 euros más comisiones e impuestos, y otro en abril de 2007 en Artcurial París por 170.000 euros, más comisiones e impuestos. Veremos…

Terminamos con dos apuntes más. De Pablo Palazuelo (1916-2007), Sotheby’s ofrece un cuadro de grandes dimensiones pero algo tardío: De Pablo Palazuelo, Sotheby's oferta este Angular I, 2003; estimación: 80.000-120.000 librasAngular I, 2003 (O/L, 242 x 186 cm) con una estimación de 80.000 a 120.000 libras. En Christie’s Londres, en febrero de 2009, Sylvarum XX (O/L, 1992, 229 x 160,5 cm) llegó a las 169.250 libras, lejos de la locura pagada en Christie’s Madrid en octubre de 2008 cuando Virtus Marin VI (O/L, 1995, 174 x 244 cm, díptico) alcanzó los 301.000 euros. Desde luego, la estimación es atractiva dado el tamaño.
Y una recomendación, para la subasta de Christie’s Londres: no pierdan de vista el típico Posible inversión: Loose Fit XXXI (dark blue), 2004, de Ángela de la Cruz. En Christie's: 8.000-12.000 librasLoose Fit XXXI (dark blue), 2004, de la ya reconocida en Gran Bretaña como finalista del premio Turner, Ángela De La Cruz (1965). La estimación de ocho a doce mil libras es más que atractiva, y debería subir. De hecho, Ansorena mismo adjudicó en junio pasado por 17.000 euros más comisiones e impuestos Loose Fit (30 x 130 x 130 cm). Christie’s Londres ha vendido dos suyos en febrero pasado: Shrunk to Fit (Dark Blue), 2000, y Loose Fit X (Red), 2001, cada uno por 13.750 libras. Apunten este nombre para un futuro no muy lejano.

Related Posts