Loading the content...
Navigation
+34 656 381 021 - info[a]invertirenarte[.]es
Cart
Tag archives for:

primera promoción de pintores de la Academia Española de Bellas Artes en Roma

La acuarela de Alejandro Ferrant, Dama leyendo una carta (detalle), sale a pujas en Ansorena por apenas 700 euros

Una colección de obras de Alejandro Ferrant en Ansorena

La acuarela de Alejandro Ferrant, Dama leyendo una carta (detalle), sale a pujas en Ansorena por apenas 700 euros
La madrileña casa de subastas ofrecerá el próximo día uno de febrero entre acuarelas y óleos una treintena de piezas del reconocido pintor madrileño procedentes de una colección inédita de una descendiente del artista.

Alejandro Ferrant y Fischermans (1843-1917) se formó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid junto a su tío Luis Ferrant, artista y académico de dicha institución. Allí pronto destacó y obtuvo diversos premios, hasta conseguir en 1874 la ansiada beca del Gobierno español como pensionado de mérito para viajar a Roma y continuar su formación en la Academia Española de Bellas Artes.

Y aunque la colección que subastará Ansorena comienza con un buen estudio de Cabeza de anciano en procesión (O/L, 29 de julio de 1867, 36 x 28 cm), con un precio de salida de 800 euros, de 1874 es precisamente la interesante acuarela del Alejandro Ferrant, Lacayo del Ayuntamiento (acuarela, 33 x 23 cm), sale a pujas por 500 euros en AnsorenaLacayo del Ayuntamiento (33 x 23 cm) que sale a pujas por 500 euros, y donde se puede observar ya la calidad de su dibujo y sus atrevidas manchas de color. Probablemente, de esa misma época sea la delicada Dama leyendo una carta, de Alejandro Ferrant (Ansorena, 700 euros).Dama leyendo una carta (acuarela, 53 x 47 cm), que sale por apenas 700 euros y que, dada la calidad que atesora, debería subir, sin duda, unas cuantas pujas.

Como sabemos, en 1874 él fue uno de los pensionados de la primera promoción de pintores, junto a Manuel Castellano, los paisajistas Jaime Morera y Baldomero Galofre, el pintor de historia Casto Plasencia y el que con el tiempo sería la figura indiscutible de la promoción, el joven aragonés pensionado de número Francisco Pradilla.
Ferrant, con su colorido sobrio y elegante, y una técnica donde predomina la mancha sobre el dibujo, utilizando una pincelada suelta, remitió obras como pensionado a exposiciones nacionales y extranjeras, y gracias a su calidad y espectacularidad obtuvo el máximo galardón en la Exposición Nacional de 1878 con el lienzo firmado en 1877 Entierro de san Sebastián (San Sebastián en la cloaca Máxima (O/L, 305 x 430 cm)), que posee el Museo del Prado.

A su retorno a nuestro país, ya en 1880, su pintura evoluciona desde lo aprendido en Italia junto a Pradilla y, más tarde, junto a Fortuny hacia una personal visión cercana al Impresionismo. Un buen ejemplo de ello puede ser la Fuente del Palacio de La Granja de San Ildefonso (O/L, 44 x 56 cm), de Alejandro Ferrant, en Ansorena por 3.600 eurosFuente del Palacio de La Granja de San Ildefonso (O/L, 44 x 56 cm, 3.600 euros) o el La puja por Interior de El Corgo, La Coruña (O/L, 46 x 63 cm) de Alejandro ferrant comienza en Ansorena desde los 3.600 eurosInterior de El Corgo, La Coruña (O/L, 46 x 63 cm, 3.600 euros).

Como decorador destacaron sus trabajos de ornamentación en el Palacio de Linares de Madrid, el lienzo principal con el Arcángel San Miguel de la magnífica Basílica de San Miguel de Madrid, el Ministerio de Educación en Madrid, el Palacio de Justicia de Barcelona o el Palacio Murga, para donde realizó un decorativo boceto con forma de tondo titulado Las Artes (O/L, 72 x 72 cm), que sale a pujas por 3.000 euros.

No obstante, su obra más conocida como decorador fue la iglesia de San Francisco el Grande de Madrid, en la que trabajó junto a Francisco Pradilla y Manuel Domínguez. De este trabajo, se ofrecen dos interesantes Cabezas de Sibila (O/L, 47 x 40 cm una y 37 x 46 cm la otra), por un atractivo precio de 1.200 euros cada una.

Presidente de la sección de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, profesor de pintura de la Escuela Central de Artes y Oficios, y director del Museo de Arte Moderno de Madrid, fueron algunos de sus importantes cargos.

Y aunque la colección no ofrezca ninguna pieza verdaderamente espectacular e importante, sí que es desde luego una auténtica oportunidad para intentar comprar alguna de las obras que por algo guardó para sí durante años el artista y que han llegado ahora a nosotros directamente a través de una descendiente.

Publicado por Daniel Díaz.

Back to top